Coctel El Draque

Cazando El Dragón

Unos meses después de mi llegada a Bogotá, encontré un artículo del Business Insider sobre “el cóctel más viejo del mundo”, un ancestro del Mojito que se llama El Draque.

Los mojitos son los selfies del mundo de coctelería – están por todos partes, son llamativos pero molestos, y frecuentemente no cumplen con tus expectativas. Entonces, estaba a punto de pasar página cuando ví que la receta requería chuchuhuasi, una corteza con propiedades medicinales.

Qué propriedades? El artículo tiene una descripción bastante limitada: “alivia dolores y aumenta la libido”, pero otros sitios la recomiendan para tratar o curar: cancer, anemia, gota, diarrea, gripa, bronquitis, artritis, reumatismo, espasmos, irregularidades del ciclo femenino y dolores del estómago. Ah, y “rompe calzón”, “quiebra catres” y “levanta muertos”, por lo menos según la etiqueta de este licor de chuchuhuasi Boliviano. Es decir es un afrodisíaco potente.

Debía encontrar esta corteza.

Betty en su caseta mágica, Paloquemao

Uno de los placeres de vivir en Bogotá: estos ingredientes míticos están a 20 minutos en carro. Entonces, fui al laberíntico mercado de Paloquemao y vagando encontré una caseta con cortezas musgosas apiladas en los estantes, raíces de zarzaparrilla enrollados como cuerdas, sábilas colgadas con sus raíces hacia las luces fluorescentes, astillas de canela que median tanto como el antebrazo de un hombre, y ramos parpadeantes de rueda, esta vieja portadora de la suerte y inductora de aborto, con sus flores amarillas. Pronto tenía mi chuchuhuasi en la mano, y estaba lista para hacer los Draques.

El pirata el mismo

Se cuenta que el corsario/la pirata Sir Francis Drake, o posiblemente su compañero Richard Drake, mezcló el primer Draque como un tratamiento para su tripulación enferma cuando se desembarcaron en Cuba en el Abril de 1586. La mayoría de las fuentes concuerdan en que el trago usaba limón para tratar el escorbuto, hierbabuena para calmar el estómago, y aguardiente de caña (un destilado seco sin añejamiento, no  confundir con los aguardientes dulces y anisados de Colombia) porque … alcohol.

El remedio debió haber funcionado; un mes después, los marineros se recuperaron lo suficiente para quemar el asentamiento español de San Agustín. Eso era solo otro golpe más después de años tomando barcos, asaltando asentamientos, y abandonando mujeres embarazadas en las islas. Por eso los apodos de Drake: “El Dragón,” “El terror de los mares.” Sus hazañas fueron tan infames que 250 años después de que su cadáver se sumergiera al fondo de la Bahía de Portobelo en un ataúd de plomo, madres chileñas y peruanas todavía asustaban sus niños que se portaban mal gritando: “¡Aqui viene Draake!

“Al menos nos dejó un trago popular,” escribió el periodista cubano Fernando G. Campoamor. “Y una leyenda mojada en aguardiente.” Leyendas mojadas en aguardiente sería más exacto.

De acuerdo con las raíces medicinales del cóctel, varios artículos recientes mencionan mi corteza de chuchuhuasi como ingrediente pero no encontré ninguna fuente confiable que la incluyera. Solo varias copias de este articulo mal escrito, que confusamente describe un remedio con chuchuhuasi para la disentería y sigue describiendo al cóctel … sin decir que El Draque tenía el chuchuwasi. Otro sitio dice que Drake aprendió sobre el chuchuwasi de la gente Taino y Ciboney de Cuba. Suena razonable hasta que te das cuenta que el chuchuhuasi viene de las selvas Amazónicas de Perú, Colombia y Ecuador, más que 3,000 km de Cuba. Puede ser que alguien confundió el chuchuhuasi con guaguasi, otro tipo de árbol usado médicamente en Cuba. O Winter’s Bark, el remedio para escorbuto que Drake y el Capitano Winter descubrieron en Chile.

En cualquier caso, si Drake tenía una cura confiable para la disentería, chuchuhuasi o lo que sea, probablemente él no habría muerto de ella en 1596. Uuuups.

Muchos artículos sobre el cóctel no dicen nada sobre ninguna corteza, explicando que El Draque se convirtió en un Mojito cuando el aguardiente fue cambiado por ron. El dramaturgo cubano Federico Villoch nos dío esta receta para el Draque en 1940:

“Una buena dosis de aguardiente de caña, medio vaso, con azúcar, un poco de agua, y entonada con unas ramitas de hierbabuena y una rajita de limón.”

Se estuvo bebiendo este cóctel en Cuba, dice, hasta los años 1800 cuando el aguardiente fue reemplazado por el ron cubano y la ginebra de Holanda.

El Draque en el libro Drinking the Devil’s Acre

En su reciente libro, Drinking the Devil’s Acre, Duggan McDonnell va por una dirección totalmente diferente. Él dice que Drake hizo el Draque con aguardiente de vino, o pisco, de Perú que recibió como un rescate de rehenes. El blogger peruano “El Prof Sabe” refuta esta historia en detalle en su post: Errores Históricos Sobre El Pisco. Él puntualiza que cuando la supuesta transferencia de rehenes pasó (1580), Drake estaba al otro lado del mundo, y no hay ningún registro de Drake atacando a Pisco. Otras versiones del cuento también proponen a 1580 como la fecha del rescate. En su libro, McDonnell la ha cambiado a 1579, el año que Drake desembarcó en California antes de navegar a través del Pacífico. Adicionalmente, McDonnell dice que usaron pisco porque la caña no se destilaba en 1585. Según Puerto Rico, eso es incorrecto; su primera destilería fue construida en 1520.

Bueno, posiblemente McDonnell y yo caímos presas del mismo error: creyendo en “datos” aleatorios que leímos en línea.

Después de horas cazando varios Draques por libros viejos, estaba 99.9% segura que el Draque original nunca tenía chuchuhuasi … y 99.9% segura que quería guardar la infusión de chuchuhuasi que había creado, que añade unas notas lindas de amargura leñosa al ron y, quién sabe, puede ayudarte con ese dolor de espalda . . . o una noche romántica. El mundo es suficientemente grande, después de todo, para muchos Dragones.

El Draque


El Draque Cocktail

  • 2 oz | 60ml mezcla de destilados de caña infusionados con chuchuhuasi*
  • .75oz | 22.2ml sirope simple
  • .75oz | 22.2ml zumo de limón
  • 3 ramitas de hierbabuena
  • Hielo picado
  • Amargos de Angostura
  • Rodajas de limón deshidratadas

 

Macerar suavemente las ramitas de hierbabuena con el sirope al fondo de un vaso largo. Agregar el zumo y el ron, llenar con hielo picado y “batir” con un palo swizzle o cuchara de bar. Decorar con unos dashes de Angostura y las rodajas secas de limón.

*Usamos 375ml de aguardiente de jugo de caña (ron agrícola o cachaça blanca puede funcionar también),
375ml Havana 3 Años, y 125g corteza de chuchuhuasi en trozos.
Dejarla 3-5 días o ponerla en el sous vide a 50°C durante una noche si eres impaciente como yo.
Si estás usando corteza pulverizada, usaría menos y cortaría el tiempo de la infusión un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *